Archivo mensual: enero 2014

Amor del bueno

LLevo días, incluso semanas leyendo posts sobre el amor, sobre lo fantástico que es, sobre las sensaciones que provoca y lo maravilloso que es encontrarlo. ¿Qué pasa cuándo lo has encontrado y no te corresponde? Qué pasa cuando sabes que la persona que tienes delante, además de ser tu mejor amigo, es el amor de tu vida y tú no eres el suyo? Creo que es la peor sensación que una puede experimentar, y dejadme decir que el amor, a veces, no es nada bonito.
Para mi es bonito sentir algo por una persona. Sentir nervios cada vez que lo vas a ver como si fuera la primera vez que lo haces o tenerlo delante y tener ganas de gritar todo lo que te llega a gustar. Decirle que sin él nada sería igual, que te hace crecer como persona y sentirte viva. Eso sí es bonito, pero sólo cuando es recíproco… Porque que yo sepa una sola no hace nada con todos estos sentimientos, arrojarlos a un río sería más útil que intentar que esa persona disfrute de ellos.
Sentir algo por una persona es genial, sí, y yo me siento más viva que nunca al sentir todo esto, después de tanto tiempo sin sentirlo por alguien, porque me demuestro a mí misma que soy humana y que tengo un corazoncito al que hacer contento. Creo que ésta es nuestra misión en la vida, hacernos felices a nosotros mismos ( y de paso a los que nos rodean) porque si no eres feliz contigo, nadie lo será por ti.

Con todo esto te digo que con todas tus virtudes que me vuelven loca y todos tus defectos que me crispan a la vez que me enamoran, me los regales, a mí, que nadie te va a querer como yo, jurao. También te pido que te des prisa, que te espero pero no quiero que se me pasen las uvas… Ven y quiéreme, tonto.

Éste es el amor que había soñado, déjame disfrutar de él, amor. 

Anuncios